Ventajas de pedir un crédito rápido online sin aval

¿Todavía no conoces los créditos rápidos online? Son un interesante recurso económico que nos puede ayudar cuando estamos mal de efectivo. Pueden ayudarnos a llegar a fin de mes, a pagar una deuda que se nos ha presentado sin avisar, una multa, una factura demasiado elevada, incluso para conseguir un poco de financiación a la hora de emprender una nueva idea.

Entre las principales ventajas de estos créditos, descubrimos que la gran mayoría son sin aval. Esto quiere decir que no hará falta que una persona firme por nosotros para asumir la deuda en caso de impago, ni utilizar una propiedad o vehículo para el mismo fin.

La entidad de créditos rápidos analizará nuestro caso y nuestra situación personal -> Si todo está correcto, nos concederá el dinero sin más, sin que tengamos que endeudar nadie.

Para que termines de convencerte de porque son una buena opción, te invitamos a seguir leyendo:

¿Por qué deberías pedir un crédito rápido online?

Rápidos

Seguro que ya te ha quedado claro que son rápidos… pero ¿hasta qué punto? Pues dependerá de si tenemos cuenta o no en la entidad bancaria que nos proponen.

Si así fuera, y todo fuese bien durante el proceso de solicitud, podríamos tener el dinero en la cuenta en tan solo unos minutos. Si no es así, en un plazo de entre 24 – 72 horas podríamos llegar a tenerlo.

Por supuesto, son una alternativa mucho más rápida a lo que nos ofrece el banco.

Mínimos requisitos

Otra de las ventajas de pedir un crédito rápido son los mínimos requisitos que nos van a solicitar. Por lo general, son estos 3:

·Identificación: Tendremos que presentar nuestro DNI o equivalente, con el objetivo de identificarnos para que puedan comprobar que somos quienes decimos ser.

·Fuente de ingresos demostrable: Lo más normal es que aportemos una nómina, pero también es posible que nos dejen aportar el justificante de que estamos recibiendo una ayuda, una indemnización, etc.

·N º de cuenta: El número de cuenta nos lo pedirán por 2 razones -> Por un lado, como otro sistema de verificación para poder comprobar nuestra identidad. Por otra parte, para ingresarnos el dinero en el caso de que todo vaya bien.

Si hiciera falta algo más, desde la entidad se pondrían en contacto con nosotros y nos lo pedirían.

¿Comisiones? ¿Intereses?

Es cierto que las empresas de créditos rápidos tienen unas comisiones e intereses un poco más alto que lo que ofrecen los bancos… pero todo esto queda claro desde el principio, en las comisiones, por lo que no habrá ninguna sorpresa al final.

Sin embargo, es posible encontrar empresas de créditos gratis, sin intereses ni comisiones. Suelen ser servicios reservados a nuevos clientes -> Pedirán una determinada cantidad de dinero y devolverán exactamente la misma, sin aplicar nada más. Todo esto servirá para que podamos probar el servicio y, si nos convence, seguir usándolo.

Hay muchas otras ventajas, pero estas son las más representativas de pedir un préstamo online sin aval.